Fascitis plantar

La fascitis plantar implica dolor e inflamación de una banda gruesa de tejido, llamada fascia plantar, que se extiende por la parte inferior del pie y conecta con el hueso del talón a los dedos del pie. Es una de las causas más comunes de dolor en el talón.

Suele causar un dolor punzante que ocurre generalmente con los primeros pasos que se dan en el día. Una vez que se flexionan los pies, el dolor de la fascitis plantar normalmente disminuye, pero puede volver después de largos períodos de pie o al levantarse de una posición sentada.

Se trata de un problema particularmente común en los corredores. Además, las personas que tienen sobrepeso, las mujeres embarazadas y las personas que usan zapatos con apoyo insuficiente corren el riesgo de la padecerla.

En circunstancias normales, la fascia plantar actúa como una cuerda de arco de amortiguación, apoyando el arco del pie. Si la tensión en la cuerda se hace demasiado grande, puede crear pequeños desgarros en la fascia. El estiramiento y desgarro repetitivo puede causar que la fascia se irrite o inflame.

Hacer caso omiso de la fascitis plantar puede causar dolor crónico en el talón y de este modo obstaculizar las actividades regulares. Usted también puede desarrollar problemas en los pies, rodillas, cadera o espalda debido a que esta patología cambiará la forma de caminar.

Para hacer un diagnóstico de la fascitis plantar es necesario acudir al podólogo para que nos realice un estudio biomecánico de la pisada y de la marcha. En Centro de Podología Nicolás Fortuño ponemos a tu disposición la tecnología más avanzada en sistemas de exploración biomecánicos. Utilizamos cámaras HD, sensores Bioval 3D y plataformas de presiones ISSPRO, que junto con nuestro test de posturología, nos proporcionan una visión amplia y certera de la biomecánica corporal del paciente.

Tras conocer los resultados del estudio biomecánico, podremos pautar un tratamiento que se ajuste a las necesidades del paciente: estiramientos específicos, terapia antiinflamatoria, vendajes específicos o, en última instancia, unas plantillas personalizadas que nos permitan acomodar el pie y reducir las anomalías corporales que están provocando ese dolor.

Comparte enShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies